Tratamiento de la blefaritis

El cuidado ocular adecuado es esencial para una vida equilibrada y saludable. Existen muchas afecciones diferentes que pueden afectar los ojos, incluyendo enrojecimiento, picazón y ardor en los ojos, resequedad crónica en los ojos e incluso una enfermedad llamada blefaritis. Cuidar los ojos es esencial para prevenir y, en algunos casos, revertir estas afecciones. La blefaritis es una afección ocular definida por una inflamación de las pestañas y a lo largo del borde del párpado. Puede ser causado por alergias, piojos e incluso rosácea. Sin embargo, es más común contraer la afección a través de aceites y bacterias que se encuentran en la piel. Las personas a menudo se frotan los ojos sin pensar y esto puede causar problemas graves.

 

Si se produce una gran cantidad de aceite en las glándulas cercanas a los ojos, se puede contraer la blefaritis. Algunos de los síntomas de la enfermedad incluyen párpados rojos e irritados. También puede notar escamas que se adhieren al fondo de las pestañas. Algunas veces las personas notan la formación de costras alrededor de los párpados y tienen ojos y párpados hinchados, con comezón y ardor. Sus pestañas pueden incluso caerse con una blefaritis severa combinada con suciedad y arena en los ojos. Para saber con seguridad si usted tiene o no blefaritis, programe un examen ocular con un optometrista profesional.

 

No es difícil o dominante tratar su blefaritis. Desde espumas hasta limpiadores e incluso paquetes de gel, hay muchos tipos diferentes de tratamientos disponibles en el mercado. Su oftalmólogo puede incluso sugerirle que le limpie los ojos con champú para bebés o pomadas o cremas especiales. Como regla general general, el tratamiento de la blefaritis incluye una limpieza cuidadosa de los ojos y los párpados para eliminar los aceites de la piel. Estos aceites de la piel son la causa del crecimiento bacteriano.

 

Los resultados de los tratamientos generalmente son positivos. Sin embargo, es posible que uno tenga que continuar con el tratamiento para asegurarse de que los problemas no regresen. Por lo tanto, prestar atención a la limpieza de sus manos y ojos es de suma importancia. Los tratamientos de la blefaritis generalmente hacen que sus ojos se sientan menos irritados, menos rojos y más cómodos.

 

Si su blefaritis no recibe tratamiento, pueden ocurrir complicaciones. Usted puede terminar teniendo orzuelos, chalazia e incluso causar lesiones o cicatrices en el tejido ocular. Para asegurarse de que esto no suceda, trate su blefaritis inmediatamente con un régimen efectivo de tratamiento para la blefaritis. Asegúrese de que sus párpados y pestañas estén siempre limpios. Tenga mucho, mucho cuidado cuando limpie los ojos para evitar lesiones y cicatrices durante la limpieza.

 

Sin embargo, antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento, asegúrese de ponerse en contacto con un oftalmólogo o con su optometrista local. También hay soluciones en línea disponibles que usted puede pedir directamente a su casa. Una vez más, hable con un especialista antes de comenzar cualquier tratamiento para la blefaritis. Los exámenes oculares regulares también pueden ayudar a diagnosticar afecciones como ésta. Es posible que usted pueda detectar algo temprano y el tratamiento es adecuado.

 

La blefaritis es una afección molesta que afecta los ojos, pero los síntomas pueden ser disminuidos y controlados con el tratamiento adecuado para la blefaritis. Si usted nota que tiene cualquier síntoma, comuníquese con su oculista y comience un programa de inmediato. Tus ojos son importantes, así que cuida bien de ellos.

Deja un comentario

Cerrar menú